19 nov. 2017

CURSA 9 d'OCTUBRE y BEHOBIA-SS

Hola a todos: 
Con algo de retraso, debido a la acumulación de trabajo y a la simultaneidad de las pruebas transcurridas en estas primeras semanas de la temporada, presentamos la crónica de lo que están siendo las primeras competiciones de la temporada 2017-2018, para el grupo de entrenamiento.  

Siguiendo una ordenación cronológica, vamos a empezar por el 10 y 5k de Altea. 

Es un clásico para el grupo de entrenamiento  desplazarse hasta la vecina localidad de Altea para disputar la Cursa del 9 d'octubre. Las características de la prueba y la fecha en la que se presenta, resulta un excelente medio para dar cuenta del estado de forma en que los atletas se encuentran tras la realización de la primera fase de entrenamientos. 
Desde hace tres o cuatro años, el 10k de Altea cuenta con un trazado mejorado respecto a sus primeras ediciones, que permite a los corredores poder experimentar los diferentes ritmos en carrera. Con el paso de los años, hemos podido apreciar que los ritmos, pulsos y sensaciones que los corredores son capaces de mantener en esta carrera, son de gran utilidad para orientar los entrenamientos del periodo invernal. Con esta finalidad, el grupo de entrenamiento afrontó una nueva participación en la prueba. 

En líneas generales podemos afirmar que la valoración fue positiva para todos, salvo Raúl, que venía lastrado por unas molestias físicas que le impidieron rendir al nivel que atesora en condiciones normales. Afortunadamente, a día de hoy, parece que estas dolencias están pasando a un segundo plano y el bueno de Raúl está completando los entrenamientos con normalidad. A la espera de que compita de nuevo, desde aquí le mando todo mi apoyo. 

Por otra parte, todos los que participaron estuvieron dentro de los rangos previstos. En el caso de Cristina Gómez, Quico Pérez y José Antonio Benavente, además, los ritmos llevados en carrera les permitieron subir al podio en sus respectivas categorías. Felicidades a los tres!. 

Antes de terminar la reseña de esta prueba, me gustaría dejar constancia de algunos puntos de mejora a nivel organizativo, con una finalidad  estrictamente constructiva. 
En este sentido, creo que la organización debe apostar por introducir mejoras en el control del trazado, sobre todo en determinadas zonas del recorrido, donde sigue habiendo peligro para los corredores. Vehículos mal estacionados, peatones ajenos a la carrera que se mezclan con el desarrollo de la competición, falta de puntos de control en zonas críticas como cruces, rotondas, etc. o la reconsideración de las bondades que puede tener la realización simultánea de dos distancias, puesto que los corredores del 10k y del 5k, se solaparon y se molestaron sin pretenderlo. 

Personalmente fui testigo de cómo los corredores que iban en cabeza en la prueba de 10k, tuvieron literalmente que frenarse para poder superar a los del 5k por la zona del paseo marítimo (en concreto hablo de Juanan y de Rubén). Creo que sin que nadie salga perjudicado y facilitando la participación de todos, se debe hacer un esfuerzo para que nadie tenga problemas para correr, vaya a ritmo que vaya, o corra en la prueba que corra.  Está muy bien dar varias opciones a los participantes y creo que es una característica que puede enriquecer la prueba. Ahora bien, antes de afrontar este salto cuantitativo, se debe estar seguro de haber dado el salto cualitativo a nivel organizativo que requiere dicha propuesta. Esperemos que así haga y que la edición de 2018 sea extraordinaria. Si la organización no falla, los corredores tampoco lo haremos. 




Siguiendo con las pruebas desarrolladas estas semanas, dos de los principales activos del grupo de entrenamiento; Iván Martí y Javier Meseguer, se desplazaron hasta el norte para disputar la clásica Behobia-San Sebastián. 

Poco puedo aportar sobre el ambiente y organización de la prueba que no se haya dicho ya. Como en ediciones anteriores, el público se volcó con los corredores y se volvió a repetir un ambiente festivo y atlético de primer orden, en una de las mejores carreras populares de toda España. Como siempre digo (y esto es una opinión personal y subjetiva) el norte es diferente, especial, con un encanto peculiar que hace que los que van, repitan. 

En el caso de Javi e Iván, no es la primera vez que se desplazan hasta San Sebastián y tampoco es la única vez que me expresan su satisfacción tras participar, a pesar del esfuerzo que supone desplazarse desde Vinaròs y Barcelona respectivamente.
Como dije en la anterior entrada, Javi se ha marcado volver y así lo está demostrando. Ni siquiera una inesperada lesión de última hora que le impidió entrenar con normalidad los últimos 15 días pudo con Javi, que afrontaba su tercera participación en Behobia. Con menos entrenamiento en las piernas, pero con la misma ilusión que lo hizo la primera vez, Javi completo la carrera sin incidencia alguna. Es más, podríamos decir que estuvo en las previsiones más optimistas. Iván, quien venía de superar un esguince en el ligamento lateral externo de la rodilla, que le mantuvo inactivo casi un mes, afrontaba la carrera como un test para confirmar que la lesión forma parte del pasado. 
Así las cosas, ambos salieron juntos y sin vaciarse, conscientes de que les queda mucho por entrenar, disfrutaron de una prueba singular que, como ya he comentado en otras ocasiones, nos tiene a todos los corredores cautivados. 
1h 30 minutos fue el tiempo invertido en recorrer los 20k que separan a ambas localidades. 
Podemos considerar un éxito para Iván y Javi haber participado y terminado en las condiciones en que lo hicieron: felicidades a los dos. 

Ahora, a Javi le toca recuperarse del todo para seguir con los entrenamientos invernales. Mientras que Iván,  tiene que concentrarse para afrontar los entrenamientos de cara a las medias de Barcelona y Valencia de 2018.
Como digo, felicitaros a los dos. Os quiero ver por aquí muy pronto otra vez (y no es una opción, es una orden!) ja ja 

Para terminar, me gustaría mandar mi felicitación a "Ale", por el coraje y tesón demostrado (otra edición más) y ser capaz de participar y terminar la carrera en las condiciones en que lo hiciste. Me alegra mucho que te hayas sumado a la causa running (quién te lo iba a decir años atrás..ya sabes, nunca es tarde si la dicha es buena!) 
Espero algún día encontrarme contigo en una media maratón...Valencia 2018, tal vez? veremos... 

Mientras tanto, te mando un besito, te animo a que sigas corriendo y no ceso en mi empeño por verte pronto (y si es en alguna carrera, mejor que mejor). 


Javi, Iván, junto a Alegría Adell y otros compañeros corredores. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario